Nuestro enfoque de sostenibilidad dirigido a territorios busca incrementar la resiliencia de los socio-ecosistemas trabajando, principalmente, en mejorar la relación “ser humano-naturaleza” mediante distintas técnicas de intervención.

Realizamos análisis y diseño sistémico para analizar los procesos que caracterizan a los socio-ecosistemas y detectar aquellos que están generando obstáculos de cara a un funcionamiento sostenible a largo plazo. A partir de ahí, diseñar medidas -con un enfoque sistémico integral- para poder mejorar esos procesos y así incrementar la resiliencia del sistema.

Un ejemplo de aplicación sería el análisis de un municipio como sistema socio-ecológico identificando flujos de recursos de entrada y salida del término municipal, y cómo se podría mejorar la eficacia en el uso de esos recursos bajo principios de economía circular.

Apoyamos a gestores del territorio -públicos y privados- a elaborar planes para mejorar su estructura socio-económica en relación con el medio natural: conservación y uso público en espacios protegidos, desarrollo rural sostenible, iniciativas socio-económicas con impacto positivo en el entorno.

Intervenimos en la regeneración de socio-ecosistemas para mejorar la relación ser humano-naturaleza a través de acciones directas en el medio natural. Nos basamos en metodologías participativas a través de las cuales las personas vinculadas con esos espacios sean conscientes de la problemática que les afecta, cómo se podría mejorar y sean partícipes de su regeneración y conservación en el futuro.

Entre las técnicas diversas que utilizamos para la recuperación de valores ecológicos del entorno natural, somos distribuidores en España y trabajamos de manera conjunta con Biomatrix Water, empresa escocesa de tecnologías innovadoras de regeneración de ecosistemas acuáticos.