Javier Fernández y Conchi Piñeiro reflexionan en este post sobre la necesidad de transgredir el pensamiento reduccionista y mecanicista aplicado a los sistemas vivos – que fragmenta la realidad sin integrar su funcionamiento conjunto -, y que ha marcado el orden y linealidad del sistema económico capitalista, a favor de  la construcción de una economía que cuide a los sistemas vivos – sociales y ecológicos -, basándose en principios como la complejidad y de la incertidumbre. Estos principios pueden ser incorporados a través de la metodología de investigación de Escenarios de Futuro que Altekio lleva desarrollando desde hace unos años en diversos proyectos, y cuyo ejemplo es el proyecto europeo PACTES (transferencia e innovación en la Economía Social y Solidaria) realizado junto con otras compañeras de Tangente Grupo Cooperativo y organizaciones socias del proyecto de Alemania, Bélgica y Francia.

Post