Conchi Piñeiro nos habla en “Comunicación para la conservación de la biodiversidad: claves para salir del catastrofismo y el esteticismo” como la comunicación ambiental participativa permite que todas las partes implicadas sean tomadas en cuenta a la hora de elaborar propuestas.