Para cubrir nuestras necesidades, utilizamos los recursos del planeta, muchas veces, sin tener en cuenta que son recursos finitos o que los usamos a un ritmo superior al de regeneración, por lo que los vamos agotando.

Una de las técnicas de extracción de recursos más controvertidas es la fractura hidráulica horizontal (en inglés, “fracking“). Esta técnica se utiliza en Estados Unidos y Canadá para extraer gas o petróleo. En España, a fecha de julio de 2012, aún no se ha utilizado para perforar ningún pozo, aunque sí se han realizado algunos trabajos previos y se están conociendo las concesiones de diversos permisos de exploración.

Desde aquí puedes acceder al artículo de nuestras compañeras de la revista Opcions, “Exprimiendo el subsuelo”, donde nos informan sobre esta técnica, de las repercusiones que conllevan sobre el medio y las personas y las campañas que se están llevando a cabo para frenar su uso.