El pasado mes de Julio estuvimos en el Kurdistán Iraquí, en concreto en las ciudades de Erbil y Suleimaniya, junto con la organización italiana Un Ponte Per. Allí desarrollamos dos formaciones con trabajadores/as del gobierno y de organizaciones tanto locales como internacionales, gente implicada en campos de refugiados y muchas de estas personas a la vez son refugiadas (tanto refugiadas internas de Iraq como de otros países). Trabajamos con ellos/as en torno a la facilitación de grupos, la regulación de conflictos y la movilización ciudadana. Dando herramientas para poner en práctica en los propios campos de refugiados como para centros socio-comunitarios que llevan a cabo, para movilizar a personas para la implicación en estos centros.